1. [Introducción MPAA 12]

El MPAA propone a los alumnos identificar, describir y analizar los componentes que afectan y determinan la práctica contemporánea de la arquitectura, profundizando y perfeccionando las técnicas de investigación y pensamiento crítico en el contexto cultural y profesional contemporáneo. Y la Línea#02 de Crítica Práctica lo hace, en particular, con la identificación de ideas y discursos que conforman tanto la cultura arquitectónica como las prácticas profesionales actuales.

Si en los 80’s la teoría era un campo preciso y su pedigrí académico la inscribía en un fenómeno transdisciplinar con un alto grado de autonomía y un lenguaje propio, -una actividad en cierto modo exterior o paralela a la práctica profesional-, a partir de 1990 se han producido cambios sustanciales. Cambios en la relación del pensamiento teórico y la práctica arquitectónica, y cambios en sus formatos e instrumentos.

El interés por la teoría como discurso y como abstracción conceptual, -disciplinar, lingüística o filosófica-, ha sido sustituido por un pragmatismo que, originado en la operatividad de las prácticas profesionales, aspira a hacer del discurso conceptual un instrumento para la producción, y no únicamente un agente crítico externo.

Lo cierto es que el relato (académico) solo construye relato, pero no necesariamente se relaciona y construye la realidad, los acontecimientos que suceden y se suceden en tiempo real y ante nuestros ojos. Acontecimientos que determinan anticipadamente los contextos en y con los que debemos trabajar, así como los problemas a los que necesariamente nos enfrentaremos.

La Línea#02 de Crítica Práctica, en consecuencia, propone identificar, describir e investigar tales acontecimientos, cuya singular característica es la de ser simultáneamente reales y discursivos, concretos y abstractos. Acostumbrados a manejar modelos ya construidos y relatos editados -la Modernidad es un modelo, la Historia es un relato, pero también el concepto del progreso, la naturaleza o la autonomía-, la capacidad crítica se hace necesaria como herramienta para describir y entender los contextos reales. Contextos materiales, productivos, conceptuales o teóricos que debemos describir, diseccionar, si queremos entenderlos y explicarlos, utilizarlos y trabajar en y con ellos.

Por ello, en la presente edición del MPAA12, plantearemos, en primer lugar, la diferencia entre el modelo y la reacción como técnicas de acción y de trabajo. La reacción forma parte del pensamiento pragmático liberal, siempre preparado para dar una respuesta ad-hoc; el modelo, por el contrario, es construcción abstracta, generada desde una forma de pensamiento (una ideología, una Escuela, un tiempo..), y cuya vocación es superponerse sobre la realidad para proporcionar un orden, una estructura que se convertirá inevitablemente en su razón de ser y su significado. Y, a continuación, analizaremos diversos escenarios actuales en los que la dicotomía entre modelo y reacción -o abstracción y pragmatismo- son relevantes.

 

MARCO DE INVESTIGACIÓN

El LABORATORIO #02 propone identificar, describir y analizar los componentes que afectan y determinan las prácticas contemporáneas de la arquitectura, realizándolo en la doble vertiente conceptual y productiva, como pensamiento crítico y como investigación de proyectos.

Si la arquitectura ha sido históricamente una disciplina en aparente transformación –en crisis desde el inicio de la modernidad-, hoy no lo es menos, enfrentada al dilema de actuar bien por REACCIÓN o, por el contrario, mediar la acción a través de MODELOS conceptuales a seguir. Reaccionamos al cambio climático al tiempo que modelamos teorías inspiradas en el equilibrio inestable de los ecosistemas, reaccionamos a la tecnología, pero forma parte de nuestros hábitos, aceptamos la ciudad como herramienta económica para luego editarla en modelos y libros como construcción cultural o discursos académicos.

La REACCIÓN propia de la urgencia (climática, económica, política, pandémica…) forma parte del pragmatismo que caracteriza el pensamiento liberal dominante desde los 90, ajeno a las teorías generales y siempre preparado para proporcionar una respuesta específica y ad-hoc. Por el contrario, los MODELOS insisten en la construcción de análogos, imágenes operativas y herramientas de predicción y planificación. Pero son lentos, con frecuencia post-facto, abstractos, uniformizadores.

Ubicar y contextualizar tanto la práctica profesional como los discursos disciplinares en los escenarios contemporáneos, en los que tanto la tecnología, el diseño, el pensamiento crítico o las técnicas ambientales están sometidas a continua reflexión, reconsideración y cambio, es nuestro objetivo. Y, para ello, hemos identificado cuatro conflictos paradigmáticos que podemos afirmar que son relevantes porque condicionan y determinan los contextos contemporáneos, las herramientas y los objetivos en y con los que trabajamos los arquitectos, inmersos en ellos a pesar quizá de no ser conscientes.