9 thoughts on “ARGUMENTOS / Luis Callejas

  1. ARGUMENTS 2 – LUIS CALLEJAS

    En continuación con el ciclo de conferencias Arguments #2, organizado por el DPA de la ETSAM, el pasado miércoles 31 de octubre pudimos asistir a la charla presentada por Luis Callejas, arquitecto colombiano afincado en Oslo. Luis se presenta en la sala como alguien amable, cercano, y de una forma natural agradece al público poder exponer su discurso en español. “Es poco frecuente poder presentar en un idioma que no sea el inglés” dice. Nosotros también te lo agradecemos Luis.

    Luis Callejas es de esas personas que de una forma delicada y precisa es capaz de hablar de cualquier materia, por compleja que sea, y presentártela como si de un juego sencillo se tratara.

    Se gradúa como arquitecto por la Universidad Nacional de Colombia en 2006, pero no es hasta 2008 cuando funda junto a la arquitecta noruega Charlotte Hansson el estudio LCLA, con oficina en Oslo y Medellín. Estudio centrado principalmente en el paisaje y obsesionado con el entorno natural. Además de su labor como profesional, Luis ha ejercido como profesor en diferentes universidades desde 2012, pasando por escuelas como la University of Toronto o la universidad de Harvard. Desde hace dos años imparte clases como profesor asociado del Master of Landscape Architecture en la Escuela de Arquitectura y Diseño de Oslo, experiencia en la que basa su primera parte de la ponencia. [1]

    Cuenta cómo, tomando de partida y como referencia la forma de análisis de la naturaleza que realizan varios artistas (principalmente la clara influencia de las obras artísticas de su padre), desarrollan el ejercicio de descripción de una zona desconocida de dichas montañas. De una forma concisa y sencilla, enseña a los alumnos y a su público de la sala, que cualquier realidad no existe hasta que se describe. Una afirmación de aparente inocencia que esconde un trasfondo más reflexivo de lo que a priori podemos creer.

    De esta manera, partiendo del análisis de las montañas de los Alpes, extrapolando las características medioambientales y geológicas y superponiéndolas a la topografía de la zona a analizar de los Andes, los alumnos llegan a una representación y descripción pseudorreal de lo que puede ser un espacio o entorno que no conocen. Así, volviendo a su enunciación anterior, logran hacer real un lugar que sin su descripción previa hubiera sido, en cierto modo, imposible su existencia.

    “Ese es el proyecto, la descripción misma del propio paisaje es el proyecto” nos afirma Calleja.

    No es habitual encontrar docentes con este tipo de estrategia que se aleja de las tácticas que se centran únicamente en la proyección de elementos arquitectónicos construidos. También es cierto que puede deberse a que la maestría se basa en el paisaje más que en el elemento arquitectónico en sí.

    Algo similar realizan otro año en el que trabajan sobre la descripción de varias islas de la costa noruega extrapolando la isla mediterránea. Con este proyecto tratan de unir los mundos de la destreza geométrica de la arquitectura con el control de la escala del paisajismo, logrando unos resultados poéticamente hermosos y dotando al lugar de una nueva perspectiva.

    Al igual que el anterior ponente, Piet Eckert, Luis pasa a hablar de la obra de su estudio. Momento monográfico. En ella se ve claramente la influencia y relación que existe entre su realidad académica y realidad profesional. Claro que esto también se ve ayudado por el carácter performativo que tienen los proyectos que nos muestra. Proyectos muy bien elegidos de cara a la ratificación de su discurso académico, todos ellos paisajísticos. Existe en toda su obra una obsesión patente por la descripción y el control de la escala. Ello nos lleva, además de por otras características conceptuales y formales de la obra de su estudio, a un diálogo directo entre sus estrategias académicas y profesionales, creando un dualismo sutil entre varios de los proyectos planteados a sus alumnos de máster y sus proyectos personales. Proyectos como Trinakia Nesos [2], en el que mediante iluminación genera una geometría conceptual a gran escala desde el barco MSTrollfjord, o la instalación para la feria del libro de Frankfurt de 2019[3], tienen una relación directa con el proyecto desarrollado por los alumnos y anteriormente mencionado de las islas.

    En pocas ocasiones puede verse reflejada de una forma tan clara la relación entre academia y profesión como podemos observar en Luis y sus proyectos performativos.

    Siendo la segunda conferencia a la que acudimos del ciclo ARGUMENTS, echamos de menos un ponente que logre no separar dichos mundos en su discurso y que pueda hablarnos de los dos de forma cohesionada y yuxtapuesta.

    No obstante, gracias por tu visita y por inspirarnos Luis.

    1. “Luis Callejas, associate professor” AHO staff,
    https://aho.no/en/aho-staff/luiscall

    2. “Trinakia Nesos” Norwegian sea,
    https://www.luiscallejas.com/TRINAKRIA-NESOS-Norwegian-sea

    3. “Norway tells” Frankfurt,
    https://www.luiscallejas.com/NORWAY-TELLS-Frankfurt

  2. Existen parajes que invitan a soñar. Como Christian Norberg-Schulz describe, ya los romanos conocían la importancia del espíritu que determina el carácter o esencia de un territorio y al que daban entidad definiéndolo como “genius loci” [1]. No es de extrañar que algunos arquitectos se sientan atraídos por la magia que desprenden determinados puntos geográficos, como es el caso del arquitecto colombiano afincado en Oslo Luis Callejas.

    El pasado día 31 de octubre Callejas fue el invitado de la segunda parte del ciclo de conferencias “Dual Practices” organizado por el Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la E.T.S.A.M. . El arquitecto sumergía al Salón de Actos de la Escuela en un abanico de proyectos que abarcaban desde su labor docente como profesor de paisaje en la Escuela de Arquitectura de Oslo hasta su práctica profesional desarrollada junto a la arquitecta sueca Charlotte Hansson en su oficina LCLA [2] .

    Durante la primera parte de la intervención introdujo al auditorio en su labor docente. Entre imágenes de paisajes envueltos en niebla, Callejas comenzaba a transportar a los presentes a un mundo surrealista y onírico en el que superpuso paisajes helados y remotos con palmeras tropicales, montañas y mares. Como profesor, relató cómo invitaba a trabajar a sus alumnos noruegos con textos descriptivos sobre su Colombia natal para sumergirles en un mundo opuesto al nórdico. Casi como un juego, el arquitecto les acompañaba a un paraje deshabitado y surrealista en el que contrastar el paisaje imaginado, propio de otras latitudes.

    No menos inspirador resultó el relato de los viajes en los que se había embarcado con sus alumnos. El primero de ellos, la exploración de una isla deshabitada, sin vegetación, perdida en el Ártico… sólo la imagen recuerda a los parajes descritos por Julio Verne en sus novelas.

    Sin embargo, detrás de todo este marco de lugares las intervenciones en el paisaje propuestas por los alumnos no acompañaban a la magia que está implícita en el lugar. Los proyectos finales no acababan de ser propositivos, se traducían en una transformación literal de los textos en imágenes de nuevas realidades, o en interesantes simulaciones de videojuego que por otra parte no acaban de estar relacionadas explícitamente con el lugar de trabajo.

    Adentrándose ya en su práctica profesional, un islario de frontera planteado para una bienal hacía partícipes a los oyentes de que su interés por las localizaciones remotas va más allá del mundo académico. Dejando atrás los trabajos ligados a un desarrollo teórico, presentó varios proyectos de arquitectura, todos cubiertos por un aura de misterio que sin duda estaba potenciada por la calidad mística de las imágenes con las que los relató.

    El agua, los archipiélagos, la luz… los límites entre lo real y lo imaginario se diluyen en el discurso de Luis Callejas. En este punto no podemos dejar de mencionar el imaginario que está ligado al país natal del arquitecto: el realismo mágico habita en cada rincón de Colombia. Como en una obra de Gabriel García Márquez o de Eduardo Galeano, resulta sencillo quedarse atrapado en un mundo empapado de un aura de irrealidad increíblemente llamativa.

    Desde luego las islas con las que se siente fascinado Callejas tienen algo atractivo en sí mismas: una parcela de mayor o menor tamaño rodeada de agua, a la que se llega en barco casi como una aproximación procesional desde la lejanía… Tienen el agua como límite, la costa como borde, permitirían entender la geografía como un objeto pudiendo imaginarlas como un jardín guardado por el mar. No se puede negar que el espíritu del lugar, el “genius loci” está presente en estos rincones tan singulares en los que cualquier intervención supone un impacto en el medio. Sin embargo sería pertinente preguntarse qué cabría esperar, ¿cuál es el papel de los arquitectos que trabajan en estos puntos geográficos?

    Aunque no hay duda de que existen ejemplos de arquitecturas que por su carácter radicalmente ajeno al paisaje se posicionan en él magistralmente, la arquitectura en ocasiones puede responder a estos entornos siendo parte del mismo. Esto no significa querer ser naturaleza, sino presentarse como un agente más, configurador del entorno, que se acopla al terreno, se funde con el ambiente para construir un nuevo lugar. La arquitectura pasa entonces a entenderse en conjunción con lo natural, con lo preexistente. Qué interesantes resultan las piezas que al colocarse producen una alteración intencionada, a veces negando vistas y centrando la atención en un punto como ocurre en la Villa Le Lac en el Lago Leman de Le Corbusier. Otras veces las intervenciones dibujan un nuevo recorrido que invita a un entendimiento diferente del lugar, como ocurre en las Piscinas de Leca da Palmeira de Álvaro Siza en Oporto.

    Sin embargo los proyectos diseñados por los alumnos necesitaban una componente de riesgo que no tenían. Qué interesante hubiese sido que los estudiantes y el propio Callejas hubiesen planteado naturalezas artificiales, con árboles dispuestos según reglas geométricas o sistemas atmosféricos que hubiesen provocado anomalías en la manera de disponerse la niebla, por ejemplo.

    En definitiva, el viaje a través de los lugares perdidos de Luis Callejas resulta tremendamente estimulador. Con todo, en estas localizaciones con una fuerza tan intensa esperaríamos que el carácter de las actuaciones planteadas nos condujese a una nueva realidad de ensoñación. El papel del arquitecto paisajista tendría que ir más allá, la imagen final debería poder transportarnos a un mundo nuevo y fascinante.

    [1] Norberg-Schulz, Christian. GENIUS LOCI. Towards a Phenomenology of Architecture. Rizzoli International Publications; Edición: New edition (1 de diciembre de 1980)

    [2] OFFICE. LCLA ,
    https://www.luiscallejas.com/OFFICE

  3. Luis Callejas, fundador de LCLA Office nos ha recordado la importantísima relación entre arquitectura y paisaje que, con mucha pena, ha pasado a tercer plano para algunos arquitectos actuales. Callejas, colombiano de nacimiento, se vio rodeado de una geografía singular (Los Andes) desde su infancia; ahora intenta reinterpretar y estudiar el paisaje a través de mapas y dibujos de diferentes geógrafos, pintores, naturalistas y paisajistas del siglo XVIII y XIX con sus estudiantes en Oslo. A través de diferentes “Excursiones” (2) paisajísticas, Luis parte de la condición europea de naturaleza (particularmente de los países nórdicos) como principio para simular nuevas ecologías, generando así diferentes posiciones de diseño ante la conservación, medio ambiente, ecología y el objeto construido.

    Callejas, influido por el geógrafo alemán Alexander Von Humboldt, Thomas Cabot y Frederic Edwin Church, reinterpreta el paisaje en sus clases como profesor en el Oslo School of Architecture and Design. En conjunto con sus estudiantes, se sobreponen y redibujan los mapas Andinos (de Von Humboldt) pero acercándose a una realidad dentro del paisaje noruego; sus proyectos siempre nacen de una investigación fundamentada y van componiendo acercamientos provocativos en la manera de combinar arquitectura y paisaje con el fin de crear un pensamiento ecológico y una abstracción del paisaje a través de imágenes hiperrealistas, collages y maquetas topográficas donde la DESCRIPCIÓN DEL PAISAJE del territorio estudiado es el proyecto en sí mismo (1), pensados en un territorio y realidad ajeno a ellos (estudiantes).

    Aunque muchas de sus obras tienen una posición conceptual y artística muy fuerte a la hora de ser concebidas, posiblemente adquiridas de su padre, el artista Rodrigo Callejas. Por ejemplo, para el concurso del pabellón “Norway Tells” (3) para la feria del libro en Frankfurt donde quedaron ganadores, el arquitecto nos enseña “cualidades espaciales de ciertas historias de las antologías noruegas. Creando una literatura como espacio”1 . El mobiliario que nace como resultado de la conceptualización de las antologías es un claro ejemplo de abstracción conceptual tomada posiblemente de su padre.

    De la misma manera, algunas de sus obras de paisaje y arquitectura se ven interrumpidas por ciertos factores de escala y función, donde “no hay una verdadera perspectiva, sino una superposición de diferentes ecosistemas, cada uno de ellos ejecutados con diferente punto de vista”2, como es el caso del proyecto “3km Airport park” (4) en Quito para el concurso de transformar el antiguo aeropuerto Mariscal Sucre donde la propuesta de LCLA se pierde en la escala de ciudad y es poco propositivo.

    No obstante, LCLA propone una arquitectura + paisaje que se entremezcla con diferentes atmósferas, conceptos y sistemas, dándoles un valor y características especiales a cada una de ellas sin confundirlas entre sí, con la única intención de recrear diferentes ecosistemas y/o nichos climáticos en lugares donde la topografía y el paisaje son un cuerpo/sujeto, pero ¿y la arquitectura, dónde está? ¿Cómo se relaciona con este cuerpo paisajístico?

    En fin, su pedagogía nace de la confrontación y crítica hacia la morfología, topografía y geografía espacial necesaria en un mundo donde el paisaje es fundamental. Sea una arquitectura paisajística, paisaje como arquitectura o arquitectura de paisaje, Luis Callejas nos hace reflexionar y reintroducir el dibujo del geógrafo Alexander Von Humboldt como guía de bolsillo o punto de partida en el caso de empezar un proyecto a escala de paisaje más arquitectura.

    Notas pie de página:
    1 Descripción proyecto “NORWAY TELLS”. Tomado el 4 de octubre 2018: https://www.luiscallejas.com/NORWAY-TELLS-Frankfurt
    2 Comentario de Juan Ángel López-Manzanares (JAL) sobre obra de Frederic Edwin Church. Tomado el 4 de octubre 2018: https://www.museothyssen.org/coleccion/artistas/church-frederic-edwin/paisaje-sudamericano

    Referencias Bibliográficas:
    (1) Dual Practices, “Argument#2,” http://dpa-etsam.com/dual-practices-argument2/
    (2) Luis Callejas, “Excursiones,” http://www.luiscallejas.com/MEDELLIN-Excursiones
    (3) Luis Callejas, “Norway Tells,” https://www.luiscallejas.com/NORWAY-TELLS-Frankfurt
    (4) Luis Callejas, “3km Airport park,” http://www.luiscallejas.com/filter/territorial/QUITO-3km-Airport-park

  4. Llego el ultimo día del mes de octubre y junto a él, la segunda de seis conferencias del ciclo Argument, Dual Practices, en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid (ETSAM). En esta ocasión fue Luis Callejas el arquitecto invitado para hablar sobre su experiencia en el ámbito cítrico y practico.
    Luis Callejas (Medellín, Colombia. 1981) es arquitecto por la Universidad Nacional de Colombia en el año 2008, ha sido profesor en diversas universidades como: Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín, Universidad de Harvard GSD, Cambridge US, KTH Estocolmo, UBA Buenos Aires Argentina, Universidad de Toronto Universidad Nacional de Rosario, (1) entre otras. Y actualmente se encuentra como profesor de urbanismo y paisajismo en Oslo School of Architecture and Design de Noruega (AHO) (2). Y cofundador del estudio LCLA (Luis y Charlotte, Landscape Architecture) junto con la arquitecta Sueca Charlotte Hansson.
    En punto de las 12:30 en el salón de actos da comienzo a la conferencia. Después de una breve introducción dada por el arquitecto Fernando Rodríguez, este le sede la palabra al arquitecto Luis Callejas, el cual, con un tono de voz bajo y monótono pero muy claro, empieza hablando sobre sus proyectos académicos en la AHO. La primera imagen que muestra es un palmar ubicado en el Valle de Cocora en Colombia. Donde se encuentran las palmeras más altas del mundo (3). Este valle estaba ocupado por las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) desde unos 60 años aproximadamente (4). Por lo que no se sabía nada de él. Así que fue un trabajo para los alumnos de la Universidad de Colombia el describir el Valle, el cual era un lugar “virgen” para los ojos del mundo. Mientras que en Noruega los alumnos de AHO hacían lo mismo, pero en una de las miles de islas que tiene el país. Con la finalidad de intercambiar la información, y que de esta manera los alumnos de Colombia conozcan una parte de Noruega y los alumnos de la AHO conozcan una parte de Colombia.
    Para Luis Callejas hay 2 formas de trabajar el paisaje. La primera es modificándolo (diseño), y la segunda es describiéndolo (investigación). Y dependiendo de los intereses de los alumnos de la AHO estos se van a las islas del norte de Noruega a investigar el paisaje, o a Cerdeña Italia a aprender a intervenir el paisaje de una manera más arquitectónica.
    Luis y su socia Charlotte posicionan su oficina “en la intersección de la arquitectura con la arquitectura de paisaje” (5). Aunque después de ver los trabajos exhibidos, esta definición se sienta incompleta, pues nunca hablan de arte y en su trabajo este esta en todos lados. Desde su proyecto Pelagic Alphabet (6). Que es la representación de 40 islas en indonesia donde se toma la forma en planta y se inventa la topografía de manera arbitraria, y se esculpen en cerámica hecha a mano una por una, hasta el proyecto, Trinakria Nesos (7). Ubicado en el mar de Noruega y consta de la creación de un triangulo “gigante” usando dos lámparas de 5000w y ubicándolas en un barco una en la proa y otro en la popa de tal forma que, al momento de que la luz se interseca forman el triángulo tomando en cuenta que el barco es el otro cateto. Y lograr el espacio tan grande que pueda ser visto de cualquier parte de los pueblos a donde llega el barco, como si fuera una obra de land art (8). O también el proyecto Norway Tells (9). Que consiste en el diseño de mesas de lectura fabricadas en herrería con mano de obra noruega, que tengan formas diversas formas, donde aludan a diferentes cuentos famosos de la literatura noruega.
    El trabajo expuesto por Luis fue muy claro y de una síntesis extraordinaria. Se ve claramente la línea de trabajo que llevan en el estudio y como esta a su ves lo expresa a sus alumnos en la universidad de tal forma que ya no sabes dónde empieza una y termina la otra.

    1.- http://www.as20.org/bal/paisajes-emergentes/
    2.- https://aho.no/en/ansatt/luiscall
    3.- https://101lugaresincreibles.com/2012/02/el-valle-con-las-palmeras-mas-altas-del-mundo-en-colombia.html
    4.- https://www.farc-ep.co/nosotros.html
    5.- https://www.luiscallejas.com/OFFICE
    6.- http://www.luiscallejas.com/filter/territorial/SEA-Pelagic-alphabet
    7.- http://www.luiscallejas.com/filter/Hydrology/TRINAKRIA-NESOS-Norwegian-sea
    8.- https://enlacearquitectura.com/que-es-el-land-art/
    9.- https://www.luiscallejas.com/NORWAY-TELLS-Frankfurt

  5. Pertenecemos a una corriente de pensamiento y visualización que no nos permite interiorizar las aspectos o reflexiones que van más allá de lo inmediato, de lo fácil de ver o entender la arquitectura y es por ello por lo que en muchas ocasiones infravaloramos el amplio abanico de prácticas que nos ofrece la arquitectura hoy en día.

    La sociedad actual, ceñida a el mundo digital como medio para consumir arquitectura, genera debates en nuestros círculos más cercanos sobre edificaciones y complejos atractivos o llamativos y sin embargo, los modelos que se basan su producto final en algo más que una foto, un collage o una planta sencilla pasan totalmente desapercibidos, no obstante, en el gran orden de las cosas, siempre aparecen destellos de arquitecturas que escapan de estas corrientes, que nos invitan a reflexionar y apreciar resultados y modelos de trabajo diferentes que logran captar nuestra atención por completo.

    En este caso ha sido Luis Callejas quien, en el ciclo de conferencias de Arguments #2 (1), ha logrado focalizar toda nuestra atención sobre una forma de abordar la arquitectura que en muchas ocasiones, injustamente, permanece en segundo plano.

    Como si estuviéramos leyendo las descripciones de los “agujeros” que se va encontrando Robert Smithson en Passaic a lo largo del río (2), Luis Callejas nos desgrana paso a paso, isla a isla, todo su trabajo vinculado a la arquitectura a través del paisaje y territorio.

    Desde el comienzo nos ofrece una idea muy seductora, el paisaje como medio de expresión dentro de la arquitectura, si bien es cierto que esta idea comparte muchos matices con sus predecesores en la escuela de Oslo, Sverre Fehn y Christian Norberg-Schultz, Luis Callejas nos expone un catálogo de trabajos, tanto docentes como después personales, en la que esta idea se va desenvolviendo y tomando diferentes matices pero siempre atendiendo a un entendimiento del paisaje y de la gran escala de una manera muy personal e interesante.

    Comprender, investigar y ser capaz de ser propositivos en las escalas territoriales es un aspecto fácil de rehuir y difícil de afrontar en la arquitectura contemporánea. En esta conferencia se ponen sobre la mesa no solo unos resultados más que atractivos, sino que Luis Callejas describe un rango de procesos para conseguirlos tanto de investigación como propositivos con el mismo rigor e intención. Trabajar a través del funcionalismo con un contenido humanista como él hace, genera una estrecha relación con la naturaleza y el territorio que le permite sintetizar rasgos desconocidos en otros lugares y poder intervenir en él con conocimiento.

    Todo esto, además, se envuelve en un grafismo intencionado, que busque investigar a través del dibujo permite que lo que pueda resultar complejo y largo de entender en la teoría se haga atractivo y sencillo en la práctica y sobre el papel.

    Podríamos continuar hablando sobre todos y cada uno de los métodos que se ha expuesto en la conferencia del pasado miércoles, sus dualidades trópico-noruegas, su trabajo con las islas o todos sus experiencias personales posteriores, pero a la hora de la verdad, lo que hace interesante a Luis Callejas, su trabajo y su conferencia pasada es la manera en la que consigue hacer atractivo y entendible un campo de la arquitectura que no pertenece al “mainstream arquitectónico”. Desde su pensamiento más primigenio hasta sus dibujos y relato final, se desarrolla con las pretensiones justas y todo ello combinado con una fuerte capacidad de síntesis, entendimiento y sensibilidad sobre algo tan imponente y amplio como es el territorio y el paisaje.

    (1)DPA ETSAM. Arguments #2 https://dpa-etsam.com/dual-practices-argument2/
    (2) Robert Smithson. El paisaje entrópico- Una retrospectiva. IVAM 1993

  6. Reconstrucción del paisaje a través de los textos

    En esta ocasión el invitado a Argument #2 “Dual Practices: otras prácticas otras docencias” es Luis Callejas de LCLA Office, quien junto a Charlotte Hansson tiene sede en Medellín y Oslo. Luis explica su trabajo en dos momentos, en primer lugar, expone el ámbito académico a través de su experiencia en Oslo School of Architecture and Design, donde Luis es docente asociado y además profesor del Máster de Paisaje, explica brevemente el momento crítico de la escuela por hacer más investigación, y la presión estatal que esto conlleva. En segundo lugar, expone los trabajos profesionales más recientes, e intenta contarnos la relación de estos trabajos con los procesos de investigación académica. [1]

    Callejas expuso varias temáticas sobre metodologías de enseñanza e investigación que se lleva a cabo en el Máster de Paisaje, me centraré en el proceso en donde proporciona a sus estudiantes textos de expediciones como base, en este caso los textos de Cabot. La propuesta es dar continuidad a la mirada de aquellos exploradores, e intentar llenar los vacíos con imágenes o textos cortos. Para ello, los estudiantes tienen dos opciones: diseñar un proyecto o hacer una descripción del lugar. [2] Callejas explica estas dos opciones como dos mecanismos válidos de acuerdo a las capacidades cognitivas de sus alumnos. Además, es específico al indicar acerca de los ejercicios de fotografía precisos que sus alumnos deben realizar en los paisajes de Noruega, como únicos insumos para la creación de imágenes, de los paisajes que no pueden visitar en Colombia. Surge aquí la inquietud: ¿Es válido el proceso de reconstrucción de paisajes a través de textos?

    La idea de reconstrucción del paisaje es atípico a los procesos que conozco, motivo por el cual resulta interesante. Según Callejas, es difícil encontrar topografías detalladas de los lugares en donde se propone hacer una modificación o intervención, de modo que la única opción es reconstruir el lugar a través de los textos. [3] Para ello, un argumento fuerte es que dicha forma de trabajar es similar a lo realizado por Humboldt en las expediciones a los paisajes andinos a finales del siglo XVIII. [4] Aunque esta manera de trabajar parece ser muy atractiva e interesante desde el punto de vista poético y filosófico, los resultados parecen ser menos atractivos que su enunciado. Los estudiantes hacen el esfuerzo por realizar la descripción de estos paisajes, y utilizan el collage como medio de reconstrucción. Crean imágenes que surgen de la interpretación, en algunos casos híper-realistas, sin embargo, los paisajes resultantes no existen. Otros intentan colocar piezas arquitectónicas -monolitos- que surgen de la interpretación de los textos, en donde la descripción permite colocar algún elemento arquitectónico, sin uso. Este proceso de creación de imágenes resulta ser sumamente intelectual, pero a su vez, es también técnico. Esta interpretación debe proporcionarle al estudiante entender el paisaje en términos de abstracción, es decir, el estudiante en la medida que interpreta los textos irá sensibilizándose con el paisaje, según Callejas “el paisaje no existe mientras no está representado” quienes han realizado esta labor han sido artistas, naturalistas o geólogos. [5]

    En conclusión, de esta metodología interesa más el proceso que el resultado. Permite al estudiante no solo mirar el texto como referencia, sino investigar paralelamente otros ámbitos del conocimiento, como son la geología o ecología, de manera que les permite extrapolar estos conocimientos entre los dos lugares de estudio.

    [1] Luis Callejas. “LCLA / Oslo School of Architecture” (Conferencia: Argument #2, Dual Practices: otras prácticas otras docencias. Ciclo de Conferencias DPA, ETSAM. Madrid, 31 octubre, 2018).
    [2] Luis Callejas. “LCLA / Oslo School of Architecture”
    [3] Luis Callejas. “LCLA / Oslo School of Architecture”
    [4] “Humboldt, el naturalista que redescubrió América” National Geographic España, consultada 4 de noviembre, 2018, https://www.nationalgeographic.com.es/historia/grandes-reportajes/humboldt-el-naturalista-que-redescubrio-america_8738/1
    [5] Luis Callejas. “LCLA / Oslo School of Architecture”

    Bibliografía:
    “Luis and Charlotte, Landscape and Architecture”, LCLA Office, consultada 4 de noviembre, 2018, https://www.luiscallejas.com/

  7. Los medios utilizados hoy para la investigación o la representación de la arquitectura no son los mismos que se utilizaban hace unos años. Tratar de entender cómo se perciben los medios para descubrir cuál es la mejor forma de representar es el reto de los arquitectos hoy en día. La tecnología avanza rápidamente y ofrece nuevas metodologías, lo cual hace que los arquitectos estén en constante aprendizaje sobre cómo aplicar en su práctica e investigación dichas técnicas para la experimentación de sus proyectos.

    Un arquitecto que constantemente interactúa con los medios es Luis Callejas. Este arquitecto colombiano reside en Oslo y ejerce como profesor; además, tiene una oficina de arquitectura y paisajismo basada en Medellín y Oslo. La oficina la dirige junto con su socia Charlotte Hansson y la describen como un puente entre los aparentes limites que existen entre la arquitectura, el paisajismo y las artes visuales. Combinando la práctica, academia e investigación. (1)

    En el momento en que empezamos a conocer el trabajo de Luis Callejas, podemos darnos cuenta que cada uno de sus proyectos es representado de una manera diferente, lo cual siempre es un medio para lo que puede ser el mejor método para esa investigación en específico. En la segunda conferencia de “Dual Practices” organizada por el Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la E.T.S.A.M. Luis Callejas presentó numerosos proyectos, tanto los de sus alumnos como los de su propia práctica. En estos proyectos logramos ver las maneras de representar e investigar lo que ha experimentado. Empieza reflexionando sobre la importancia de buscar en el pasado dibujos como el del geógrafo Alexander Von Humbold. Estos dibujos le sirven a él y a sus alumnos para entender lo básico del paisajismo, las montañas y sus condiciones. También reflexiona sobre la importancia de la representación de un dibujo específico de los Andes y de cómo un dibujo puede explicarlo todo o nada.

    Luis Callejas considera que la docencia es un medio para experimentar representaciones gráficas, como dibujo a mano, fotografía, renderizado, etc. Adicionalmente, impulsa a sus alumnos a utilizar la tecnología en la experimentación de sus proyectos. El ejemplo que dio fue la introducción a un motor de videojuego llamado ‘Unity’, con este motor lograron simular condiciones en tiempo real, lo cual les permitía experimentar con el impacto que cada proyecto producía en un ambiente específico. En su práctica laboral, Luis Callejas no experimenta mucho con la tecnología, pero cree que es un buen momento para empezar a experimentar con este medio.

    Después de que el arquitecto nos demostró la experimentación a la que lleva a sus alumnos, nos mostró una recopilación de sus trabajos y la variedad de recursos que utiliza para representarlos. Introdujo a su padre, el artista Rodrigo Callejas, y explicó como él tuvo una gran influencia en su trabajo. Un ejemplo de colaboración entre los dos es su contribución a la Trienal de Arquitectura de Oslo, donde participan con su proyecto “Pelagic Alphabet”, en el que hace una interpretación de islas en cerámica. Estos modelos son precisos en planta, pero en elevación deformados. En el proyecto se decidió utilizar la cerámica para darle un tacto más real que represente la topografía. La fabricación de estos modelos se hizo con la colaboración con su padre, quien lo alienta a experimentar de una forma más artística y no precisa.

    En conclusión, al escuchar y ver la presentación de Luis Callejas nos damos cuenta de la importancia de los medios. Desde el inicio de su presentación la audiencia quedó cautivada por los diferentes gráficos que utilizó de apoyo para explicarse. En el mundo de la arquitectura se necesita la representación, no solo en palabras, sino en diferentes medios. Beatriz Colomina, en su libro ‘Archivo’, lo explica diciendo “Pensar en la arquitectura moderna es moverse continuamente entre la cuestión del espacio y la cuestión de la representación. En efecto, será necesario entender la arquitectura como un sistema de representación o, mejor dicho, como una serie de sistemas de representación que se van superponiendo.” (3) Los arquitectos deben buscar la manera de poder experimentar con las nuevas tecnologías y entender el efecto que estas tendrán. Si Luis Callejas no tuviera sus presentaciones graficas sus proyectos serían casi nulos.

    1.OFFICE – LCLA Office.
    https://www.luiscallejas.com/OFFICE.
    2. SEA / Pelagic Alphabet – LCLA Office. Accessed November 4, 2018. https://www.luiscallejas.com/SEA-Pelagic-alphabet.
    3. Colomina, Beatriz. “Archivo.” En Privacidad Y Publicidad : La Arquitectura Moderna Como Medio De Comunicación De Masas. Murcia: Centro De Documentación Y Estudios Avanzados De Arte Contemporáneo_Cendeac, 2010.

  8. En el miercoles,31 de octumbre ,encontré la conferencia de Luis Callejas. Explicó la doble condición , un lado es arquitectos que enseñan y , otro lado es arquitectos que construyen. Todos lados son muy profundos, Luis Callejas los explicó desde su punto de vista. Él es muy despreocupado, afable y equilibrado. Introducido en español.

    Luis Callejas es un profesor asociado en la Escuela de Arquitectura y Diseñode Osio. Es arquitecto, socio fundador y ex director de Paisajes Emergentes y fundador y director de Icla office. Su investigación centrado es principalmente en el paisaje. Habiendo obtenido diversos reconocimientos en múltiples concursos de diseño de espacios públicos, Luis Callejas recibió el Premio de la Architectural League of New York para Jóvenes Arquitectos en 2013 .En 2016, Callejas fue uno de los tres finalistas del premio Rolex como mentor y protegido. Es un arquitecto brillante.[1]

    Luis habla las materia interesante, solo presentártela como si de una cosa pegueña, explicó simple lo que las cosas complejas, este método puede que podemos entender mejor la compleja relación entre las cosas, como un juego.Primero nos dijo como analizar las obras y las formas de creación del artista y su padre, inspira el diseño mecánico y la forma proyecta, despues proyecte edificio.

    Luis Callejas dijo ,los editores deben seleccionar primero el trabajo que creen que merece alguna forma de investigación y, en segundo lugar, deben intentar desarrollar nuevos conocimientos al combinar dos cuerpos de trabajo o perspectivas diferentes. Él llevó a sus estudiantes a explorar y resumir el paisaje de una zona desconocida de los Alpes.Todos los resultados se basan en su investigación. Nos dice que cualquier información no puede ser acertado sin tener una investigación específica. Sus alumnos obtenen muchas informaciones de los Alpes, y todos es su proyecto. Su otro proyecto es explorar la isla triangular en el mar de Noruega.analiza cómo la imagen de la costa y los recursos marinos han dado forma a la identidad[2]. Él explora la agua,clima y montaña a seguir su proyecto, Piensa que la agua es un medio fértil para probar la idea de dar cuerpo a las atmósferas y entornos basados en la humedad, la humedad, el hielo y la nieve.

    Las exploraciones provocan pensamientos acerca de cómo la arquitectura podría reutilizar críticamente sus herramientas disciplinarias tradicionalmente limitadas  para tener un impacto significativo en una escala territorial más amplia. Los dispositivos como la repetición y la agregación son empujados más allá de sus límites tradicionales en escenarios  donde las restricciones sociopolíticas parecen prohibir lo que normalmente se entendería como una intervención de arquitectura de paisaje.

    Su experimento intenta revelar imágenes e ideas que no necesariamente tuvieron la oportunidad de consolidarse como proyectos construidos o en medios académicamente rigurosos, y nos dio otro método de investigación.

    Generalmente podemos encontrar la inspiración según otros campos, por ejemplo inspiramos distintos métodos según los nidos de aves, los paneles de abejas y la perspectiva de la escultura. Vincula los edificios con otras disciplinas, es un método que usan al presente.Este método nos permite no estar en un campo estrecho, desperta nuestra imaginativa infinita.Greo que ssu parejas tienen como objetivo demostrar cómo las ideas han viajado en el tiempo y el espacio, e incluso pueden redefinir los caminos profesionales y académicos.Nos mostró un nuevo camino, explora el paisaje a explicar el proyecto, es muy interesante y factible. La conferencia me dio muchos pensamientos sobre el paisaje. Gracias por la conferencia de Luis Callejas.

    1.“Luis Callejas, investigador «,OCULS
    http://www.oculs.no/people/luis-callejas/

    2.”TRINAKRIA NESOS /Norwegian sea”,Luis Callejas
    https://www.luiscallejas.com/TRINAKRIA-NESOS-Norwegian-sea

  9. La montaña mágica: un apunte sobre lo dinámico

    Desde los primeros registros de los que hay constancia, dibujos y textos relativos a las creencias primitivas o la génesis de las normas sociales, el ser humano ha aprehendido su exterior a modo de un conjunto de objetos, divisible en partes menores, pero que mantenían esa concepción originaria de forma cerrada, invariable y que podían diferenciarse unas de otras por sus características morfológicas.

    Esta construcción reduccionista y estática del entorno nace en la dificultad del pensamiento humano para asimilar la vertiente dinámica de lo real, haciendo necesario su captura en diferentes arquetipos, entendidos como representaciones geométricas conclusivas, de las que parte el concepto.

    El proyecto de arquitectura, como una herramienta más del pensar, ha mantenido su adhesión al objeto inmóvil desde sus orígenes hasta alcanzar la época contemporánea, y cada novedad no era más que una nueva configuración topológica de ciertos modelos formales prexistentes.

    Ante la evidencia de fenómenos aún no descritos, y la necesidad de hacerlos inteligibles a la hora de afrontar emergencias que ponen en jaque la supervivencia de sí mismo, el ser humano ha necesitado cambiar el modo de concebir el exterior. Esta es la razón por la cual, en la actualidad, se hace pertinente una transformación del pensamiento para permitir capturar esa realidad esquiva, en continuo movimiento, y dar una respuesta funcional al trabajar dentro de ella.

    La labor de proyectar arquitectura, como variante especulativa ligada significativamente a lo estático, se ha visto obligada a considerar este cambio de paradigma, y, por este motivo, entre las tareas del arquitecto contemporáneo está la urgencia de configurar útiles válidos para trabajar con los patrones dinámicos que emergen de la observación de los fenómenos.

    El caso de Luis Callejas, presentado como conferencia de su trayectoria profesional y académica, sirve de ejemplo para conocer el modo a través del cual el arquitecto contemporáneo aprende, siguiendo un método eminentemente práctico, a administrar la complejidad del entorno, en particular, circunscrito a una de sus facetas: el paisaje.

    Intencionadamente, una imagen era repetida a lo largo de la ponencia: el diagrama de la cordillera de los Andes firmado por Alexander von Humboldt, Aimé Bonpland y Joseph Barclay Pentland. Este dibujo sigue el esquema de una sección dividida en estratos y representa la sucesión en altura de los diferentes ecosistemas en la falda del sistema montañoso. Opuesto a él, el óleo de un paisaje tropical cuyo autor, Frederic Edwin Church, pertenece a la corriente del paisajismo romántico, un estilo pictórico rupturista con los principios ilustrados que presentaba la naturaleza bajo el velo del mito.

    Esta segunda referencia es un ejemplo en el que el entorno es reducido a su apariencia formal, a un trasunto visual ligado a los cánones estéticos de un determinado estilo. Frente a él, Callejas contrapone la representación científica de Humboldt, Bonpland y Pentland, donde el paisaje se organiza como un conjunto de capas capaces de ser observadas, medidas, analizadas, para obtener unas conclusiones. El paisaje romántico es estático, mientras el dibujo de los Andes es una progresión corroborada con tomas de datos sucesivas.

    Este hincapié en la sección andina, realizado por Luis Callejas, sirve para contextualizar la producción de la escuela de arquitectura de Oslo. Junto con su equipo de alumnos, él se ha adentrado en el paisaje con la mirada de un científico, tratando en cada ejercicio dar constancia de los sistemas en constante cambio que conviven en nuestro medio.

    La comparación entre las montañas de la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia, y las diferentes cordilleras del país escandinavo, punto de partida del taller Behind The Hill. Into The Wild, es la excusa para hallar métodos con los que extraer datos del entorno, describir las leyes de su funcionamiento y, una vez entendido, llegar a ser capaces de reconfigurarlo. Los dibujos, imágenes, diagramas, vídeos o animaciones se usan para dar visibilidad a los procesos dinámicos (cambios geológicos, acciones de plantas y animales o actividades humanas) que construyen el ecosistema, siendo posible, a través de ellos, su reconstrucción, la predicción estadística de sus cambios, o, incluso, su rediseño.

    Una segunda experiencia en la aplicación de este proceso analítico sobre el paisaje, verifica su validez a la hora de describir y tratar con el conglomerado de sistemas móviles que construyen el territorio, aunque la morfología del lugar específico sea diametralmente opuesta. La instalación Pelagic Alphabet, expuesta en la última edición de la Trienal de Arquitectura de Oslo, parte de una toma exhaustiva de datos en las islas que forman parte del frente marítimo noruego. Su posterior exportación a conjunto de diagramas, permite reconstruirlas volumétricamente. Sin embargo, la cartografía generada no es una colección de cuerpos geográficos, en cambio es una traslación de la dimensión geopolítica del paisaje a un campo tangible.

    En conclusión, las experiencias sobre el paisaje descritas por Luis Callejas en su exposición se perciben como un ensayo necesario ante la exigencia de proponer modos de pensar que permitan al arquitecto el trabajo con sistemas en movimiento, unas pautas que tienen que asumir el reto de ser extrapolables a otros hábitats del hombre, incluida la densa y confusa red urbana global.

    1. Luis Callejas “Luis Callejas, LCLA / The Oslo School of Architecture and Design” en Conferencias del Departamento de Proyectos Arquitectónicos de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid “Dual Practices. Otras prácticas, otras docencias”, Madrid, 31 de octubre, 2018.

    2. “Behind the hill, into the wild”, The Oslo School of Architecture and Design, https://aho.no/no/course/8449/8453/Studietilbud/ma_design

    3. “SEA/Pelagic Alphabet”, LCLA, Luis and Charlotte, Landscape and Architecture, http://www.luiscallejas.com/filter/research/SEA-Pelagic-alphabet

Comments are closed.